Leemos en https://elchapuzasinformatico.com

Si pensabas comprar un procesador Intel en lo que resta de año, será mejor que busques una muy buena oferta durante el Black Friday, pues se espera que durante el vigente cuarto trimestre los procesadores azules vuelvan a subir de precio.

El motivo se debe a que la compañía ha reducido el envío de procesadores en hasta dos millones de unidades durante el actual trimestre, lo que afectará también a los fabricantes de placas base que se han visto obligados a disminuir el número de envíos de placa base en hasta un 20 por ciento.

Las fuentes dijeron que Intel redujo el envío de procesadores de sobremesa para centrarse en la fabricación de procesadores de equipos portátiles y servidores. Se informa que Intel ha recortado el envío de procesadores de escritorio a solo 6 millones de unidades durante este cuarto trimestre, 6 millones de CPUs que tienen que repartirse por todo el mundo.

Debido a esto, se espera que los proveedores de placas base experimenten una reducción de ingresos, al igual que los fabricantes de tarjetas gráficas, los cuales se ven lastrados por el aumento de precio de las CPUs, la reducción de envíos de placa base, y claro, que debido a una falta significativa de relación precio/rendimiento, las nuevas GeForce RTX no están suscitando el interés esperado.

Debido a todo esto, es de esperar que los procesadores más demandados, como son el Intel Core i5-8400, el Core i5-8600K, el Core i7-8700K, y los nuevos Core i5-9600, Core i7-9700K y Core i9-9900K no solo podrán experimentar una nueva notable subida de precio, sino que también podrían experimentar una gran escasez de stock que impida su compra.

 

Visitar página de la noticia