Leemos en https://www.muycomputer.com

La firma GIGABYTE ha presentado dos nuevas placas base de gama alta: Z390 AORUS XTREME y Z390 DESIGNARE. Ambas están preparadas para soportar los procesadores más potentes de Intel a nivel de consumo general (los Core i9 9900K) y cuentan con un diseño muy cuidado.

Empezamos hablando de la Z390 AORUS XTREME. GIGABYTE ha apostado por combinar un diseño agresivo y con una calidad de construcción totalmente premium para dar forma a una placa base verdaderamente única. A nivel estético es un modelo atractivo, pero sus especificaciones no desentonan en absoluto.

La Z390 AORUS XTREME está equipada con el último chipset de Intel, lo que significa que está preparada para sacar el máximo partido a los procesadores Core serie 9000. Con ella podremos hacer overclock con todas las garantías, ya que viene acompañada de un VRM de 16 fases con PowIRstage y cuenta con sistemas de disipación pasiva distribuidos estratégicamente por todos los puntos clave de la placa.

Este modelo integra el distintivo Ultra Durable de GIGABYTE, sinónimo de una alta calidad de construcción, y se deja notar no solo en los puntos que ya hemos comentado en el párrafo anterior, sino también en la presencia de refuerzos metálicos tanto en los conectores PCIE como en las ranuras de la memoria, y también en los sistemas de disipación pasiva que incluyen sus conectores M.2.

La Z390 AORUS XTREME cuenta también con BIOS dual, sonido de alta calidad y está preparada para mantener un Core i9 9900K overclockeado al máximo sin despeinarse. Como podemos ver en la imagen que muestra su parte trasera viene acompañada además de un amplio abanico de conexiones, lo que significa que tendremos a nuestro alcance todas las salidas que podamos necesitar tanto a corto como a largo plazo. No tenemos detalles sobre el precio final, pero esperamos que ronde los 300-350 euros.

Pasamos ahora a hablar de la GIGABYTE Z390 DESIGNARE, otra placa base que encaja en la gama alta y que cuenta con un acabado premium, aunque su diseño es mucho más discreto, ya que viene con un sistema de iluminación LED RGB más discreto que el que vimos en el modelo anterior.

La Z390 DESIGNARE mantiene todas las claves más importantes del modelo anterior, incluyendo el soporte de procesadores Core 8000 y Core 9000 de Intel, la construcción Ultra Durable con refuerzos metálicos en conectores PCIE y en las ranuras de memoria y la disipación pasiva en los conectores M.2. También cuenta con un cuidado conjunto de disipadores pasivos que cubren tanto la zona del VRM como el chipet, clave para mantener unas temperaturas estables y conseguir un funcionamiento óptimo.

El VRM que monta la Z390 DESIGNARE es de 12+1 fases, suficiente para mover con garantías incluso el potente Core i9 9900K con overclock, y viene con una gran variedad de conexiones y ranuras de expansión. Todavía no conocemos su precio recomendado, pero debería ser de unos 300 euros.

 

Visitar página de la noticia