Leemos en https://www.muycomputer.com

La batalla legal que mantienen Apple y Qualcomm podría tener una consecuencia contra esta última, y es que todo apunta a que la próxima generación de iPhones no utilizaría sus módems, los cuales podrían ser sustituidos por productos equivalentes de un competidor, muy posiblemente de Intel.

Este movimiento no es precisamente nuevo, de hecho ya informamos sobre las intenciones de Apple en este sentido en otoño de 2017. Sin embargo, ahora es Qualcomm la que, a través de su jefe financiero, George Davis, ha reconocido ante sus accionistas que el gigante de Cupertino podría utilizar módems de la competencia en la próxima generación de iPhones, siendo en apariencia Intel la mejor posicionada para sucederla en el suministro del mencionado componente.

Las relaciones entre Apple y Qualcomm son bastante malas desde hace tiempo debido a los entuertos judiciales que mantienen, con demandas mutuas que abarcan hasta un abuso de posición dominante por parte de la segunda. El hecho de que Intel se perfile como sucesora en el suministro de módems no es algo extraño, ya que es la única compañía alternativa que ha proporcionado esos chips a Apple, aun así no se puede descartar que el cambio no se haga de golpe. Por otro lado, Intel suministra buena parte de la base tecnológica a nivel de hardware de los MacBooks, tanto a nivel de CPU como de GPU, aunque en el último punto, en los modelos altos, se suelen encontrar gráficas de dedicas, generalmente de AMD. Tampoco se puede olvidar la paradójica situación con Samsung, que siguió siendo socio a pesar de los conflictos judiciales que se terminaron hace poco.

Pese a todo, la presencia de componentes de Intel en los iPhones no está garantizada, e incluso podría ser un movimiento de transición, ya que según fuentes de Calcalists, Apple dejaría de utilizar chips de Wi-Fi y Bluetooth de Intel en los dispositivos móviles que piensa lanzar en 2020.

 

Visitar página de la noticia