Leemos en https://hardzone.es

Thermaltake acaba de presentar su última caja transparente, la Thermaltake View 32 Tempered Glass RGB Edition. Como su nombre deja bien a las claras, la caja va recubierta de cristal templado por cuatro de sus costados, e incorpora tres ventiladores con iluminación LED RGB, la cual se puede controlar desde un botón situado en su parte frontal.

A lo que en Hard Zone llamamos “caja transparente” es a ese tipo de caja que tiene la mayoría de sus laterales cubiertos con un material transparente, que permite ver su interior, no solo por el lateral izquierdo, como es habitual, sino también por el derecho y / o su parte frontal. Este es el caso de la Thermaltake View 32 Tempered Glass RGB Edition, dado que la caja está recubierta por ambos laterales izquierdo y derecho, en su parte frontal y en el techo de una lámina de cristal templado de 4 mm de grosor, que permite una visión sin obstáculos no solo del interior de la caja, sino también de los efectos de colores de sus ventiladores.

A este respecto, la caja viene de serie con tres ventiladores Riing de 120 mm, situados dos de ellos en su parte frontal y, el último, en la parte trasera de la caja. Sin embargo, esta caja transparente permite el empleo de hasta 3 ventiladores de 120 mm en su parte frontal y otros dos, también de 120 mm, en su parte superior.




La iluminación de esta caja transparente de Thermaltake se controla toda desde un botón

Para controlar toda la iluminación de la caja, Thermaltake ha dispuesto de un hub en uno de sus laterales al que conectar los ventiladores que queramos hacer funcionar con la caja… Siempre y cuando, estos pertenezcan a la serie Riing de este fabricante ya que, en caso contrario, no se podrán controlar desde el hub ni desde el botón que lleva la caja en su parte frontal.

La caja transparente de Thermaltake tiene unas dimensiones de 480 mm de altura, 227 mm de anchura y 524 mm de profundo. Así que, como caja semitorre, la Thermaltake View 32 Tempered Glass RGB Edition no es, desde luego, una caja especialmente pequeña. Y su peso de 8,2 kg tampoco la hace especialmente liviana, aunque está muy en línea con el de ofertas similares que se pueden encontrar en el mercado.

A pesar de tener un tamaño bastante respetable, la altura máxima del disipador que podremos montar en ella, será de 160 mm. Sin embargo, la longitud máxima permitida de tarjeta gráfica es de 400 mm, y la de la fuente de alimentación es de 220 mm.

 

En cuanto al almacenamiento, la caja cuenta con tres bahías para unidades de 3,5″ y otras tres para unidades de 2,5″.

Thermaltake no ha proporcionado datos sobre el precio de esta caja ni sobre cuándo comenzará su venta.

Visitar página de la noticia