Leemos en https://hardzone.es

NVIDIA ha presentado sus resultados financieros pertenecientes al 3er Trimestre del año fiscal 2019, con unos resultados peores de los esperados por los analistas, aunque la compañía siguió creciendo a buen ritmo durante el último trimestre. Sin embargo, el exceso de stock que todavía tienen los distribuidores de tarjetas gráficas de la anterior generación con núcleo Pascal, debido a las expectativas generadas por la minería de criptomonedas, ha hecho que se lastren los precios de las tarjetas gráficas, manteniendo alejados a los compradores.

Aunque el tercer trimestre de 2018 no haya sido un trimestre de récord para NVIDIA, tampoco es que podamos decir que haya sido un mal trimestre. Todo lo contrario. La compañía ha crecido en todos los segmentos donde tiene presencia. Por ejemplo. los ingresos crecieron un 21% frente a los obtenidos el año pasado, llegando hasta los 3.181 millones de dólares, aunque ese crecimiento fue de tan solo un 2% frente a los obtenidos el pasado trimestre. De la misma manera, los ingresos netos crecieron un 47% frente al mismo periodo del año pasado, alcanzando los 1.230 millones de dólares, siendo un 12% mejores que los obtenidos durante el segundo trimestre de este año.

Y, sin embargo, el margen neto de este trimestre cayó un 2,9% hasta un 60,4% frente al 63,3% que tuvo el trimestre anterior. De igual manera, los ingresos operativos cayeron hasta los 1058 millones de dólares, lo que es un 9% inferior a los que tuvieron el pasado trimestre, a pesar de ser un 18% superiores a los obtenidos el pasado año en este mis trimestre.

Las acciones de NVIDIA perdieron un 17% de su valor

El CEO de NVIDIA comentó que los precios de las tarjetas gráficas fabricadas por NVIDIA habían subido bastante durante la crisis de las criptomonedas, algo que ahuyentó a los compradores normales de éstas. Sin embargo, cuando la crisis dejó de estar presente y los precios comenzaron a bajar, todavía continuaron altos durante mucho tiempo, lo que ha impedido que los compradores de tarjetas gráficas vuelvan a comprar y estén siendo cautelosos con su dinero. De hecho, de todas las divisiones que tiene NVIDIA, la de gaming es la única que registra un crecimiento negativo, habiendo perdido un 2,3% frente a los valores del pasado trimestre, quedando en 1.764 millones de dólares.

El hecho es que, debido a la  rápida desaparición del interés por la minería de criptomoneda, la marca, sus socios y los distribuidores tienen un enorme stock de tarjetas gráficas pertenecientes a la generación equipada con el núcleo Pascal sin vender. Y este stock multiplicó por 5 su valor frente a ocasiones anteriores, lo cual hizo que sus márgenes bajaran un 1,8%. Sin embargo, también podemos ver que los precios de estas gráficas todavía siguen siendo altos. Aunque no tan altos como los de la nueva generación Turing, que son muy superiores. Quizás estos precios sean tan elevados porque NVIDIA quiera limpiar todo su stock de productos Pascal, antes de poder plantearse el bajar el precio de las nuevas tarjetas gráficas Turing.

La verdad que, al menos en este aspecto, los resultados financieros de NVIDIA en este trimestre son bastante similares a los presentados por AMD el mes pasado.

Debido a estos resultados, las acciones de la compañía perdieron un 17% de su valor en el mercado de after hours, llegando a caer hasta los 164,80 dólares, desde los 205,30 dólares que tuvieron durante la sesión normal del mercado de valores.

 

Visitar página de la noticia