Leemos en https://hardzone.es

Hoy ha sido el día marcado por AMD para que se hayan conocido las primeras pruebas reales de los procesadores AMD Threadripper de segunda generación que todavía no se había analizado: El AMD Threadripper 2970WX y el 2920X, el último de los cuales sustituirá en el mercado a los actuales procesadores Threadripper 1920X,,pertenecientes a la primera generación de estos procesadores.

La llegada de los procesadores AMD Threadripper al segmento HEDT, que hasta ese momento era el patio del recreo de Intel, dado que los únicos procesadores que se podían considerar HEDT que había en el mercado, eran los de esa marca. Pero con la aparición de los Threadripper de AMD, Intel tuvo que empezar a ponerse las pilas en ese segmento. Es, precisamente de este esfuerzo, de donde comenzaron a aparecer los procesadores Intel Core i9.

Los nuevos procesadores Threadripper 2970WX y 2920X son una continuación de los modelos 2990WX y 2950X que AMD ya tiene ahora mismo en el mercado. Lo único que ha hecho AMD es desactivar dos núcleos dentro de cada die de cada procesador, de manera que ahora tiene un procesador con 24 núcleos (el 2990WX tiene 32 núcleos) y otro con 12 núcleos (el 2950X tiene 16 núcleos).



Los nuevos procesadores AMD Threaripper consumen bastante potencia

Justo al igual que sus hermanos ya lanzados, los nuevos AMD Threadripper son bastante tragones en cuestión de potencia consumida. Así. el 2970WX consume, al igual que su hermano mayor, hasta 250 W a plena carga. Mientas que , por su parte, el Threadripper 2920X, se conforma con tan solo 180 W. Sin embargo, a cambio el rendimiento de los nuevos procesadores es superior al de muchos procesadores de Intel, que en muchas ocasiones suelen costar bastante más caros que el de sus contrapartes de AMD.

También hay que tener en cuenta que estos procesadores AMD Threadripper no son procesadores destinados a jugar. Si bien es cierto que la activación del “Game Mode” en el programa Ryzen Master puede aliviar bastante la situación en el caso de los juegos, no estamos ante arquitecturas que se hayan diseñado específicamente para jugar, sino para optimizar los recursos cuando hacen uso de la multitud de núcleos que hay en su interior. Aun así, son arquitecturas que permiten ser dedicadas a juegos.

Sin embargo, estros procesadores adolecen, al menos el 2970WX del mismo problema del que adolece el 2990WX: dado que no todos sus núcleos Zeppelin están conectados a ranuras de memoria RAM, cuando la información que se encuentra en uno de estos núcleos debe de acceder a esta, se generan bastantes latencias, que perjudican a su rendimiento.

 

Visitar página de la noticia