Leemos en https://elchapuzasinformatico.com

Llevamos varios años con una Microsoft extremadamente silenciosa en torno a las ventas que está generando su Xbox One. En el principio la compañía indicaba el número de unidades vendidas, pero cuando la PlayStation 4 casi le duplicaba en ventas, la compañía decidió que no volvería a mencionar la ventas de su consola de sobremesa, ya que esta información era básicamente arrojarse piedras sobre su propio tejado dejándoles en evidencia ante Sony.

Ahora, con una Nintendo Switch que se espera que supere a Microsoft en algún momento de 2019, la compañía tiene aún más motivos para permanecer callada, aunque curiosamente Mike Nichols declaró ayer en la web oficial que “Las ventas de Xbox One han aumentado un 15 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado“.

Esta información, sin conocer el número de consolas vendidas, realmente dificulta averiguar cómo de bien está funcionando la Xbox One en el mercado, y es que claro, ha crecido un 15%, y esto es después de lanzar al mercado la Xbox One X, por lo que no es que sea una gran mejora en las ventas para haber lanzado “la consola más potente del mundo”.

Como datos de interés, Microsoft dejó de dar información cuando anunció que la consola había alcanzao los 10 millones de unidades vendidas 3 meses más tarde que la PlayStation 4. En enero de 2016, Electronic Arts se equivocó al anunciar que se habían vendido 19 millones de Xbox One, mientras que en ese mismo mes, Sony ya había vendido 35.9 millones de PlayStation 4, compañía que en breve anunciará los 80 millones de consolas vendidas.

vía: TheVerge

Visitar página de la noticia